,

#SAYMOVIES La verdad sobre el planeta de los simios

Manda tus recomendaciones de cine a #SAYMOVIES

Por. León Cuevas  

Tras el reciente estreno de La guerra del planeta de los simios, nos encontramos no solo con un remake, sino con una reinvención del concepto original, o jugando a ambas cosas, igual que las dos cintas anteriores. Incluso toda la trilogía después del remake que hizo Tim Burton en 2001 juega a ser una reinvención y los guionistas tratan de no hacer las réplicas exactas que se transmitieron en los sesenta y setenta. Es por eso que mucha gente desconoce que en las versiones originales también hubo una revolución y una guerra por el planeta de los simios, que también la inició César, el chimpancé súper inteligente y que también fue traicionado por otro de su especie.

            La saga tiene como premisa que cualquier especie puede ser superior al ser humano, pues los humanos tienen una involución y otros primates evolucionan muy por arriba de ellos, similar a teorías medio fumadas sobre que cualquier especie animal inteligente puede rebelarse y dominarnos de inmediato, y que nosotros seríamos una rama débil torpe y egoísta (que no lo somos ¿verdad?), motivo suficiente para que terminemos siendo doblegados ante changos, delfines, velociraptores clonados, gatos, o cualquier zoomorfo inteligente que nos intente quitar el trono del mundo. La primer película, El planeta de los simios, se basó en la novela homónima de Pierre Boulle, con ella arrancó toda esta idea de que los chimpancés, orangutanes y gorilas fueran los dominantes. Incluso entre esas tres especies había jerarquías, los chimpancés eran los de la escala más alta y los gorilas eran soldados de fuerza bruta pero menos brillantes.

            Volviendo a la reciente película en los cines, el personaje central sigue siendo César, el gran iniciador de la rebelión, al igual que en las dos anteriores entregas, El origen del planeta de los simios y El amanecer del planeta de los simios. César resulta ser un chimpancé súper dotado, criado por humanos, al que le cuesta trabajo ser reclutado con los de su especie, pero también se percata de la gran estupidez humana, de cómo la gente trata con un nulo respeto o sensibilidad a los otros animales. Él logra hacer inteligentes a los demás simios y así los levanta en armas, las otras cintas tratan de cómo los humanos comienzan a desaparecer poco a poco, no solo por la armada de César, sino por un virus. Todo esto, con algunas ideas acomodadas de otra manera, sucede en las sagas setenteras. César es hijo de Cornelius y Zira, la pareja de simios que aparecen en la primera, segunda y tercera película, y que viajan en el tiempo. Justo ahí procrean al inteligente chimpancé, quien inicia el levantamiento en la cuarta película La rebelión del planeta de los simios, o La conquista del planeta de los simios.

En una cinta después, la última, titulada La Batalla por el planeta de los simios, sucede que César se enfrenta a la traición de uno de los suyos, un gorila llamado Aldo que pretende exterminar sin piedad a los pocos humanos restantes, muy similar al personaje que en la actual saga se llama Koba. Una de las diferencias entre La batalla por el planeta de los simios y la reciente película es que la versión antigua termina en un pacto entre humanos y simios; antes de eso los humanos nunca sufren una involución, están extinguiéndose, pero siempre mantienen su estado civilizado, nunca pierden el habla. Por otro lado, los simios aparecen con aspecto más civilizado también, a diferencia de la actual cinta, en la que tienen poses y apariencias salvajes.

Una cosa muy fea de esta nueva película, tratando de entrar lo menos posible al spoiler, es el final un tanto melodramático y otro poco inverosímil. No se compara con el buen final setentero, en el que aparecen sentados alrededor de un maestro orangután niños humanos y niños simios, que conviven en paz frente a la estatua de César. En esta cinta aparece una niña muda, adoptada por los monos, personaje con el que se pretende dejan a la imaginación si ella va a ser el último ser humano o tal vez queden unos cuantos más.

Comenta aquí o en mis redes sociales si prefieres las versiones originales o las actuales.

¡Saludos!

Por. León Cuevas

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *