,

Prácticas Sexuales De “Apettite For Destruction”

No olvides comentar los artículos de #SayHot y sugerir a través de Twitter los temas de sexo sobre los que te gustaría saber.

Por @LAPROFECAMILASA  

Estas prácticas sólo coinciden con el nombre de este magnánimo álbum de los Guns N Roses. Y no tienen nada de exitoso, como esta banda aún lo tienen. Prácticas sexuales de puro apetito por la destrucción.

Sabemos que cada año salen a la luz diversas prácticas sexuales, que se ponen de moda. Pero no quiere decir que sean buenas, ni mucho menos confiables (es más no las respaldamos). Al parecer la gente que las pone en práctica tiene un gran “Apettite for destruction”, y no basándose en el éxito, disciplina, y clímax que alcanzó el álbum de los Guns N Roses que cumplió 30 años esta semana.

O en el episodio sexual que protagonizó Axel y Ariadna Smith, ex novia del baterista Steven Adler, teniendo sexo en plena grabación de “Rocket Queen”, como venganza de ella ante la infidelidad del baterista. Tan fuerte, que sus gemidos se escuchan sus gemidos.  Sino justamente SÓLO EN DESTRUIRSE SIN RAZÓN , POR “PLACER” Y MODA.  Dejándose influenciar de círculos sociales sin fundamento;  adquiriendo enfermedades de transmisión sexual y hasta VIH.

Una de estas prácticas es la recordada y peligrosísima “ruleta rusa” o “muelle” promovida en adolescentes y jóvenes de Medellín, Colombia y también de España. Esta práctica es un juego que consiste en hacer un círculo de varios jóvenes erectos, sobre los cuales se van sentando diferentes chicas, forzando la penetración, sin siquiera estar lubricadas o en un estado máximo de excitación. En este juego el que primero eyacule pierde, y por supuesto, no utilizan condón.

Del juego del “muelle”, “Carrusel”o “la ruleta rusa”, se origina el más nuevo, injusto, ególatra y dañino juego como lo es el ‘stealthing’. Esta práctica consiste en que los hombres retiren el preservativo o condón, en plena relación sexual cuando la mujer no se dé cuenta. Esto ha sido calificado como violación, por ser sin consentimiento, promoviendo embarazos y enfermedades.

Muchos de los que practican el ‘stealthing’, se han unido a páginas o redes sociales, donde preguntan cómo llevarlo a cabo. Y son tan ilógicos y descarados , que preguntan cómo hacer para exigirle a su pareja no utilizar condón, o cómo lograr que el condón se rompa más rápido, entre otras. El “argumento” de estos hombres (heterosexuales o no), es que deben esparcir su semilla por el mundo.

La siguiente práctica sexual, aunque no está de “moda”, pueden causar muchos daños si no se realiza con mesura. Sabemos que hay mucha gente sado y que en el momento de la excitación máxima y el climax, las nalgadas, pellizcos, mordiscos, arañazos y haladas de cabellos no se sienten como tal. Pero posteriormente pueden causar moretones, problemas de tendones o musculares y bastos traumatismos.

Y si los extremistas sádicos no están conformes con el dolor, y quieren más, se pueden ver inclinados por la “Hematolagnia” que consiste en  satisfacerse sexualmente  sacándole sangre a la pareja y hacer hasta vampirismo con ella. Esto puede acarrear múltiples infecciones, más propensión al SIDA y hasta desangramientos.

Si el umbral de dolor es extremadamente alto, llegan los pirofílicos, que no se conforman con una velita para hacer masajes. Sino que en realidad quieren ver arder a su pareja; lo cual, obviamente produce quemaduras o un incendio, literal.

De la pirofilia, pasamos a la mecanofilia. En esta práctica se usan objetos mecánicos que van desde una lavadora, bicicleta, y abrelatas hasta una aspiradora. Esto por la suciedad, y sus mecanismos producen algo tan simple como cortaduras y más graves como infecciones y la muerte.

….pero “si prefieres algo más orgánico”, puedes aguantar chichi u orina, y retenerla en tu vejiga hasta sentirte plenamente excitado. (Esta práctica de japonesa y se llama Omorashi, lo cual me hace recordar un poco de la lluvia dorada)

Y para cerrar con broche de oro, tenemos un CLÁSICO. Que bien podría remontarse a los años 80, o más atrás (en pleno éxito de los Guns). Esta práctica se llama ASFIXIA O AUTOASFIXIA ERÓTICA, y trata de cortar o impedir el suministro de aire u oxígeno al momento de llegar al orgasmo. Comúnmente se apreta con fuerza (como estrangulándolo), a la pareja en el cuello, caja toráxica o utilizando una bolsa plástica. Lo cual lleva innegablemente a ocasionar la muerte instantáneamente. Es el  presunto caso de Michael Hudchence, cantante de la banda  australiana de rock INXS, en noviembre de 1997.

Si quieres saber más de estos temas y participar en vivo, mira #RockAndSex el próximo miércoles a las 6 pm COL/MX, con interesantes invitados.

Por @LAPROFECAMILASA

 

 

What do you think?

-1 points
Upvote Downvote

Total votes: 1

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 1

Downvotes percentage: 100.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *