,

#SAYNEWS Warhol y el Arte Pop en México

Noticias, estrenos, música y ¡MÁS! entérate de todo por #SAYNEWS

Por. León Cuevas  

Hace poco que El Museo Jumex Arte Contemporáneo en Polanco creó una  extensión nueva, la Galería Jumex Ecatepec (sí, se encuentra hasta allá), que trajo la exposición “Dark Star” de Andy Warhol. La respuesta del público no se ha hecho esperar y ya hay grandes filas para entrar. Afortunadamente el avance es rápido y, si se lleva credencial de maestro o estudiante, la entrada es gratis. Posteriormente se accede a un elevador que sube hasta el piso más alto para recorrer la exposición bajando niveles.

Si bien la exposición no es tan grande como se anuncia, está muy completa, pues traen piezas que se han exhibido en el Moma o en otras galerías importantes del mundo. Dentro, más allá de un pasillo inicial con serigrafías de vaquitas moradas, en donde todos se toman selfies, podemos encontrar obras como la afamada Sopa Campbell, la serie de Marilyn Monroe, la de Elvis Presley, las cajas de detergente apiladas. También podemos encontrar una sala donde se proyectan sus películas. La fase cineasta de Warhol es completamente experimental, pues él buscaba el tiempo real, es decir, filmes sin edición ni cortes de tiempo, en los que  se proyecta cómo una persona se traslada ocho horas en un carro y se baja, o una pareja besándose durante dos o más horas.

Algo que llama mucho la atención es este lado oscuro que tenía el artista estadounidense. En su país, donde nace el Arte Pop, se criticaba el consumismo a través de pinturas y esculturas, muchas veces innovando con técnicas como serigrafía, objetos plásticos incrustados, esténciles, nuevos tipos de collages, etcétera. También había críticas a hechos sociales, a episodios que pasaron a la historia como tragedias y es ahí donde Warhol rebela un lado oscuro de su obra colorida, pues el tratar temas de muertes de famosos, como la del presidente Kennedy, la de Marilyn Monroe, la del Rey Elvis, o las imágenes de accidentes en carro, crea una carátula muy amarga del Pop. Por ejemplo, hay una obra en donde aparecen diversas fotos en serigrafía de Jacqueline Kennedy; en algunas se le ve feliz al lado de su esposo y en otras se le ve ya de luto.

Llama aún más la atención que al pasar a la tienda de recuerdos se encuentre esta última imagen impresa en bolsas o termos, un significado oscuro también, pues se lucra con escenas trágicas de la historia.  Entonces, uno se pregunta, hacer impresiones de Marilyn y de la señora Kennedy en bolsas, vasos, libretas, agendas o playeras, ¿es hacer un Pop del Arte Pop o una mercadotecnia siniestra y de mal gusto? Creo yo que es más la segunda, pues la mercadotecnia no va a tener siempre el fin de ser profunda. Aquí es lo inverso de lo que se presenta adentro; las obras Warhol son la publicidad llevada al arte y los recuerditos serán siempre el arte convertido en publicidad de uso o decoración. Por lo que insisto que hacer un llavero con la imagen del Rey Elvis, sabiendo que el autor está proponiendo una crítica más ácida y de trasfondo muy fuerte, es equivalente a comprar una playera con las imágenes de Goya que hablaban sobre las torturas de la Santa inquisición, o comprar un peluche de Ana Frank con carita triste. Pero en fin, la compra y el marketing sobre los artistas existirá por los siglos de los siglos.

En una de las secciones situadas en la planta baja del museo está la obra conocida como Silver Clouds, una instalación que consiste en un cuarto blanco donde se mantienen volando y dando vueltas varias figuras plateadas, hechas de material para globos. Ahí la gente puede jugar con estas “nubes” o figuras que también parecen almohadas de plata. Al interactuar, se pretende que el espectador forme parte total de la obra, como es el concepto de casi todas las instalaciones de arte. Al salir de la habitación Silver Clouds se encuentran varias fotografías de la carrera de Andy Warhol, en una aparece con una cámara de cine, en otras aparece con personalidades famosas como Dalí y en muchas aparece en sesiones de trabajo en su estudio.

Vale mucho la pena ir a ver esta exposición, vale la pena formarse aunque la fila se vea muy larga, vale la pena llevar una credencial de estudiante aunque sea falsificada (o tal vez eso no tanto, pero puede ser) y vale la pena dejarme comentarios aquí o en mis redes sociales. Hasta la próxima.

¡Saludos!

Por. León Cuevas

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *