,

Lo que el año se llevó

Noticias, estrenos, música y ¡MÁS! entérate de todo por #SAYNEWS

 

Para el mundo, el 2016 se vio como uno de los peores años que se han presenciado en mucho tiempo y para pintarlo peor da paso a otro que no promete mejora: devaluación, política nefasta, tiranía y en el medio de la farándula, la pérdida irreversible de muchos famosos. En ese aspecto, la maldición se abrió desde el 2015 con muertes como la de Lemmy Kilmister y Scott Weyland. Pero apenas inició enero de 2016 y comenzaron a caer las moscas: David Bowie, Paul Bley, Alan Rickman, casi al mismo tiempo. En adelante la Parca no cesó de trabajar y siguieron Glenn Frey, Umberto Eco, Harper Lee y George Martin (el quinto Beatle). Hasta ahí, seguiríamos pensando que en enero y febrero desviejadero, amarrando a marzo otro poco. Pero la masacre de famosos continuó con la partida del boxeador Muhammad Ali y, creyendo que ya no se podía más, siguió el turno de Prince, Peter Shaffer, Elie Wiesel, Gene Wilder, Darío Fo, Leonard Cohen, Robert Vaugh, Peter Vaughman, Greg Lake, George Michael y, para rematar el año, Carrie Fisher. En México perdimos a Rubén Aguirre y al afamado Juan Ga. Eso sin contar a otras figuras políticas y deportivas que tuvieron el mismo destino.

¿Año maldito acaso? No se trata del año, ni de una maldición, sino de que estamos en una era de cambios. Si se quiere ver desde un punto esotérico y espiritual, una supuesta profecía de los mayas para el 2013, año en el que se iniciarían  todos los cambios del Sexto Sol, en el que se debería empezar con arrasar todo lo antiguo y devastar lo que hay, para iniciar un nuevo comienzo. Si se quiere ver desde un punto más terrenal, pues es evidente que a la generación “Y”, Milenial y “Z”, pero más a los Milenial, es a la generación que le toca presenciar la muerte de quienes cantaron sus canciones de cuna y que crecieron con ellos en el cine, libros y música.

Entonces, ¿qué les depara a los “Y” y a los Milenials? Una misión verdaderamente difícil, que es apoyar a la generación “Z” y a los que vengan detrás de ellos: bebés que nacen con chip integrado y puerto Usb. Además de todo, proponer con acciones y con arte, ante la promesa, no de un fin del mundo, sino de una nueva revolución, la cual no necesariamente debe ser armada, sino ideológica, lo que es  mucho más urgente que el levantamiento de armas.

¿Año maldito acaso? No se trata del año, ni de una maldición, sino de que estamos en una era de cambios. Si se quiere ver desde un punto esotérico y espiritual, una supuesta profecía de los mayas para el 2013, año en el que se iniciarían  todos los cambios del Sexto Sol, en el que se debería empezar con arrasar todo lo antiguo y devastar lo que hay, para iniciar un nuevo comienzo. Si se quiere ver desde un punto más terrenal, pues es evidente que a la generación “Y”, Milenial y “Z”, pero más a los Milenial, es a la generación que le toca presenciar la muerte de quienes cantaron sus canciones de cuna y que crecieron con ellos en el cine, libros y música.

Es entonces que las muertes, desde David Bowie a Carrie Fisher, no son más que el reflejo de que se debe ya actuar. Llorarle a los ídolos uno o dos días, pero no quedarse en el lamento prolongado. Hay un fuerte estancamiento en cuanto a guiones de cine, propuestas musicales y una era de literatura chatarra y facilista. Pero indudablemente hay nuevos artistas entre nosotros y aunque su palabra no esté siendo valorada por cuestiones burocráticas, o por otras razones, hay que recordar que aun a los ídolos que ahora se les llora, tampoco se les hizo mucho caso al principio. Entonces, “ya lo pasado, pasado” y se debe comenzar con ver al 2017 no como una maldición segura, sino como un reto o un año lleno de novedosas oportunidades para proponer. Ese sería el primer paso para destapar el congestionamiento social y cultural: descongestionar el tráfico, lo demás circulará solo.

Por último recordamos la audición de Carrie Fisher para Star Wars y recuerda mandarme tus comentarios. ¡Saludos!

BY. @Ginger_label 

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *