,

El mundo después de Chris Cornell

Noticias, estrenos, música y ¡MÁS! entérate de todo por #SAYNEWS

por León Cuevas

El pasado 17 de mayo, 2017, se suicidó en Detroit el afamado cantante ChrisCornell. Apenas confirmaron su muerte y muchas personas le lloraron, tanto los que solo conocían de él las canciones “Like a Stone”, o “Black hole sun”, hasta algunos otros que tenían mucho más conocimiento sobre su trayectoria.

Por supuesto fue muy sentido por las personas de la generación Ye que crecieron con su música y lo siguieron desde Soundgarden, pasando por Temple of the dog, su fase como solista, hasta Audioslave y el reencuentro de Soundgarden. Pero lo que llama la atención fueron los diversos comentarios en las redes sociales, tras su muerte, como: “Cuiden a Eddie Veder porque puede ser el próximo”, “Billy Corgan podría suicidarse también”, “Recordando a Kurt Cobain con la muerte de otro de su altura”, “Ya solo quedan Eddie, Veder, Billy Corgan y Dave Grohl”. La cantidad de comentarios como estos, más los memes, las fotos y las canciones favoritas de Cornell compartidas, reflejaron un pánico nostálgico masivo, más que un lamento por la partida de un ídolo grande. Este pánico masivo es la resonancia del fin de una era que evidentemente acabó hace mucho, pero las reacciones durante el día 17 y 18 de mayo le abrían la puerta a la posibilidad de una segunda muerte para el grunge.

Han pasado algunos días de la noticia y tal crisis se ha esfumado, salvo quienes fieles seguirán lamentando la partida de Cornell, como siguen lamentando la de Scott Weyland, Layne Staley, e incluso la de Kurt Cobain. Pero tanto la generación Ye, como la Zeta o los Millenials ¿están listos para una muerte definitiva de un movimiento tan fuerte como lo fue el grunge? La respuesta directa es, deben estarlo, o debemos estarlo todos.

Lo único que hay es un temor nostálgico y tanto el miedo como la nostalgia se terminan al enfrentarlos. Con esto no quiere decir que debemos esperar a que se mueran todos los artistas grungeros que faltan, es más, es necesario analizar la posición musical actual que se encuentra en el ámbito contracultural. Hoy, esa posición se haya mucho más dispersa y no se tienen movimientos muy claros, estamos más bien en una era de tributos, donde las nuevas bandas musicales salen a cantar el lamento por la pérdida del ídolo que los influyó.

Tal vez cuando pase todo este fenómeno, es cuando las lágrimas por fin dejen ver las estrellas después de llorarle al sol, como diría Rabindranath Tagore. Es entonces que tal vez no exista un futuro idealista, con resurgimiento inmediato de la contracultura, pero sí puede existir un poco más de claridad hacia el rumbo que está tomando el género roquero. Para entender más sobre comportamientos de contracultura y rock, cuando parten los ídolos y las transformaciones de los periodos, es recomendable leer a algunos clásicos literarios como José Agustín, Parménides García Saldaña, Gustavo Sanz y Jorge García Robles.

Recuerda mandarme tus comentarios ¡Saludos!

por León Cuevas

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *