,

Ariana Grande ¡Terrorismo digital!

Noticias, estrenos, música y ¡MÁS! entérate de todo por #SAYNEWS

por León Cuevas

El atentado ocurrido el pasado 22 de mayo en Manchester, durante el concierto de Ariana Grande, ha mostrado que los objetivos terroristas se han enfocado a un nuevo escenario: el espectáculo pop. Con anterioridad se habían visto actos de ese tipo en eventos deportivos, desde el de 1972 en los juegos de Múnich, en el que resultaron muertos once atletas israelíes, un policía alemán y los cinco terroristas venidos de Palestina; después la bomba que estalló en los juegos de Atlanta en 1996 y, si así nos vamos, siguieron los estallidos sucedidos en la Eurocopa de ese mismo año, también en Manchester.

No hay que olvidar el coche bomba que estalló en España, 2002, durante un partido del Real Madrid contra el Barcelona; también el ataque al autobús del equipo de Togo, durante la Copa de África, Angola, 2010; los bombazos en Boston mientras se llevaba a cabo su tradicional maratón, 2013; y el ataque terrorista de la Eurocopa, 2016, mientras estaba el partido de Francia contra Alemania. Como si fuera poco, Francia se encuentra sin bajar la guardia, a partir de los recientes ataques que se dieron en París, en el 2015, donde estallaron las bombas en diferentes lugares de la ciudad.

 

En ese mismo ataque, por cierto, hubo una balacera durante un concierto del grupo Eagles of Death metal, con una excusa de tipo religiosa. A partir de entonces es cuando han empezado a presentarse con más frecuencia atentados en espectáculos musicales.

Posteriormente a la explosión en Arena, Manchester, durante el concierto de la cantante estadounidense, Inglaterra se encuentra a la defensiva y mantiene vigentes las investigaciones. De manera que Arena tendrá que permanecer sin actividades por un tiempo, no por nada la banda Kiss canceló el concierto que iba a dar ahí. Por otro lado, Ariana Grande suspendió su gira planeada a varios países.

Además de lo terrible de los atentados con explosivos y balaceras, ahora ha surgido otro tipo de terrorismo, el terrorismo digital. Y así, Ariana Grande, después de enviar un mensaje en el que dijo que lamentaba lo sucedido y pedía perdón, ha tenido que soportar tweets que la agreden y se burlan de ella. Con perfiles falsos, algunas personas han invadido el Twitter y el Instagram de la estadounidense  a través de insultos y “trolls”, lo cual es posible que le cause un daño psicológico injusto. Y no solo en sus perfiles han aparecido injurias, sino que en general, en el Facebook y el Twitter han rondado memes y chistes de humor negro sobre lo ocurrido.

Por fortuna también hay personas con juicio que la han apoyado emocionalmente, como el padre de una seguidora, que le respondió que ella no había tenido la culpa de nada y que no tenía por qué pedir perdón.
Sin embargo, las agresiones pueden ser devastadoras, de manera que la artista por ahora debe elegir entre hacer caso a los agravios o ignorar toda esa sarta de agresiones y enfocarse en seguir su carrera. Parece ser que esto es lo que va a hacer, pues ya está programando un nuevo concierto en beneficio de las familias que perdieron a sus seres queridos en Arena. La fecha y el escenario o auditorio están por confirmarse, pero será ahí mismo, en Manchester.

Recuerda mandarme tus comentarios ¡Saludos!

por León Cuevas

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *