,

#SAYMOVIES: Thor, un ridículo Ragnarok

Manda tus recomendaciones de cine a #SAYMOVIES

Por. León Cuevas  

Antes de despedazar la cinta, debo aclarar dos cosas: la primera es que las
películas de Marvel se han vuelto como mirar las temporadas de una serie para tv,
puesto que ya son entregas cada vez más hechas para fans y quien esté ajeno al
mundo de los Avengers no puede entender nada. La segunda, tenemos que saber
bien que es el Ragnarök, prácticamente es el apocalipsis para la cultura nórdica,
pues los ejércitos de distintos dioses se enfrentan a muerte, causando la
destrucción del universo entero.

Uno pensaría que esta película se trata de un peligro apocalíptico y de una
búsqueda por la supervivencia ante un fin universal, en parte lo es, pero parece
que está mal elaborado o que al sentido del apocalipsis es a lo que menos se le
toma en cuenta.

En la película de la nada Odín saca que Thor y Loki tienen una hermana
mayor llamada Hela, que es diosa de la destrucción, un dato erróneo, pues Hela
en la mitología real es diosa del inframundo hija de Loki. En fin, Odín desaparece
ante sus hijos y aparece de inmediato Hela, quien se apodera de Asgard rápido,
mientras Heimdal, guardián de Asgard desterrado, comienza a formar una
resistencia para salvar a la gente del reino. Todo esto se ve que había sido
provocado por Loki cuando gobernó disfrazado de Odín y encerró anteriormente a
Hela. Thor queda sin su martillo y junto con Loki son trasportados con Dr Strange
para que les diga qué debe proseguir. De ahí viajan al planeta Sakaar, gobernado
por Grandmaster. Este personaje que ya ha aparecido en otras películas de Thor y
de Guardianes de la galaxia. Desde ahí, nuestro semidiós debe reunir a un equipo
para derrotar a Hela.

Marvel Studios’ THOR: RAGNAROK..Loki (Tom Hiddleston)..Ph: Teaser Film Frame..©Marvel Studios 2017

Nos encontramos con un equipo de guerra liderado por un nuevo Thor de
pelo corto con look de galán, una valquiria que se cae de buena y tiene un pasado
melodramático, un Hulk que lleva dos años siendo payaso de espectáculo y
adorado por la gente del planeta Sakaar, que al recobrar la conciencia vuelve a
ser el temeroso Bruce Banner y un Loki que, bueno, siempre es adorable por
nunca definir si es héroe o villano.

La estética del filme es una revoltura entre El señor de los anillos con Tron,
con Star Wars, con Terminator y hasta con Ralph el demoledor. El tono de la
película intenta ser cómico pero al excederse cae en lo ridículo. Es una sucesión
de hechos saturados de elementos, de payasadas y hasta cursilerías, convirtiendo
a que la tercera cinta de Thor en todo menos un Ragnarök. De hecho considero
que es de las peorsitas de Marvel y se debe a errores fatales de guión, como ese
ritmo tan apresurado y sobrecargado con el que dejaron correr la historia.

Otras cosas para rematar, me parece un poco patético que aparezca Stan Lee para
cortarle el pelo a Thor. Después el soundtrack no creo que haya sido el adecuado,
una pelea a medio Asgard con música de Ledd Zeppelin, habiendo tantas otras
opciones, resultó una mala elección.

Ya después de tanta amargura no olviden que pueden dejarme un
comentario aquí o en mis redes sociales y si están interesados en mi taller
“Creación de blog”, para aprender a escribir notas para internet, o en mi taller
“Pintura experimental”, pueden pedir informes a los teléfonos 56063839 o al
56069002, de la Casa de Cultura de Tlalpan.

Por. León Cuevas  

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *