,

#SAYMOVIES Pros y contras de Madre

Manda tus recomendaciones de cine a #SAYMOVIES

Por. León Cuevas  

¿Les ha pasado que están muy entusiasmados con una tarea, le están echando ganas pero se les va el tiempo, haciendo muy bien la primera parte pero lo demás a las carreras porque ya tienen que llegar a la escuela? Considero que esta película proyecta eso mismo. Pero para no verme en mi evidente postura de desagrado, que da apertura a la imparcialidad, prefiero escribir sobre los pros y contras de la cinta, como lo hice con mi anterior nota sobre “It”. Y es que, además me estoy metiendo al “tú por tú” con uno de los grandes, Don Darren Aronofsky, director de películas célebres como Requiem por un sueño, Pi El orden del caos, El cisne negro, Fuente de vida, entre otras. Hay que tener en cuenta que también ha tenido otros tropiezos feos como la película de Noé. Claro, todos los cineastas tienen sus joyas y sus fiascos, digo, somos humanos, empezando por los directores de cine.

Pros de Madre!: utilizan una única escenografía y en torno a esa gira todo, lo cuál hace ingenioso al filme. Escasas películas logran un desenlace con poquita escenografía y un solo escenario. El lugar es la casa de los personajes principales, quienes son interpretados por Javier Bardem y Jennifer Lawrence y actúan como una pareja. El marido es un poeta que se encuentra bloqueado y no ha podido escribir algo nuevo en mucho tiempo.

Las actuaciones de Javier Bardem y de Jennifer Lawrence son óptimas, en todo momento bueno o malo de la película, mantienen muy bien su papel.

Durante la primera parte de la película, se logra crear un buen ambiente de tensión, cuando aparecen invadiendo la casa una pareja. El marido es fan del poeta, encontrándose en sus últimos días lo que quiere es convivir con este antes de morir. La pareja interpretada por Michelle Pfeiffer y Ed Harris, comienzan a colocarse en la casa como si fuera de ellos, se tornan de inmediato en inquilinos perturbadores, pero el poeta deja que hagan lo que quieran por buena voluntad de cumplir el deseo del moribundo. Los invasores rompen una piedra valiosa del escritor en un cuarto prohibido, provocando su ira, mientras la esposa, Jennifer Lawrence, sufre por la pérdida de su lugar en su propio hogar, del cuál no puede abandonar. Como si fuera poco, llegan los hijos de los usurpadores, peleando por la herencia del papá y uno mata al otro. La simbología está muy bien entendida, Caín y Abel, quienes dejan la marca de sangre en el suelo de la casa tras morir Abel. Después de eso, J Lawrence seguirá luchando contra la invasión de su hábitat, ante otros personajes, siendo siempre ignorada por su marido, hasta el momento en que ella tiene a un bebé, a estas alturas se nota claramente que Javier Bardem es en realidad Dios.

Justo hasta la mitad y con el nacimiento del bebé (el mesías) va todo bien.

Contras de Madre!: Después de que nace el bebé, esto se convierte en otra película, aquí es donde se vuelve rápido el ritmo, pero no en un buen término, sino en un modo apresurado, que pasa de lo agresivo a lo exagerado y de ahí a lo amargo. He de decir que la gente se comenzaba a salir en esta parte de la cinta o casi al final, la demás se quedaba desconcertada. ¿Por qué? Pues creo que aquí Don Darren Aronofsky, de querer ser un Buñuel, parece volverse una especie de Jodorowsky y Mel Gibson juntos. Un Jodorowsky (u Horrowsky) por el hecho de parecer otra película de la mitad al final. Claro, se entiende en este caso que se habla del antiguo y del nuevo testamento, por eso parecen ser dos historias, pero hacer que solo la primera parte tenga buen ritmo con mejor estructura y la segunda no, pues es una solución equívoca o demasiado experimental. Y en cuanto a lo que menciono sobre que se vuelve un Mel Gibson, es por la cantidad de agresividad exagerada, innecesaria y la morbosidad choteada que usa.

Otro defecto es querer recalcar la simbología, si desde la primera parte se entiende que es una interpretación de La Biblia, no tiene que estar insistiendo con los signos ocultos, porque precisamente, hace que dejen de ser ocultos, los vuelve evidentes y sobre todo con el final tan amargo, en donde nuevamente aclara que Dios es cruel y Dios es malo. Casi tan repetitivo como José Saramago en su libro “Caín”. Entonces en vez de dejar que el espectador deduzca saliendo de la película, hace que salga con todo peladito y en la boca.

Un contra más es que nunca queda claro el papel de J Lawrence como la “madre”, pues es la naturaleza y a la vez María, pero a la vez La tierra, es virgen y a la vez no, es santa pero a la vez mundana. En dado caso de que la quiso hacer ambigua, no lo logra ni lo hace notar.

Si quieren ver esta película, espero que mi reseña tan amarga como el final del filme no los desanime. Mientras tanto me pueden dejar comentarios o reclamos aquí o en mis redes sociales. No olviden que si están interesados en mi taller “Creación de blog”, para aprender a escribir notas para internet, pueden pedir informes a los teléfonos 56063839 o al 56069002, de la Casa de Cultura de Tlalpan.

Por. León Cuevas  

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *