,

La novia: Recomendando el miedo

Manda tus recomendaciones de cine a #SAYMOVIES

Por. León Cuevas  

Pese a que en mi nota anterior mencioné que el terror en el cine va en decadencia (ver “Espantos de septiembre”), existen buenas cintas del género en el nuevo siglo, la mayoría no son holliwoodenses, otras pocas sí. Algunos ejemplos: El aro (aunque no supera a la versión japonesa), El orfanato, Entre los muertos (película Macedonia dirigida por Milcho Machevski), ¿Te gusta Hitchcock? (del maestro Darío Argento), La noche del demonio (solo la uno), Siniestro (solo la uno), Saw (la uno es una joya, las demás son puro morbo), La bruja, El espinazo del diablo, Los otros, Déjame entrar (la versión sueca porque la gringa es horrible), The Babadook, entre otras. Lo malo es que han sido opacadas por títulos que adquieren una posición más taquillera y que terminan siendo una basura desde su guión, o son remakes, los cuáles han abundado últimamente. Pero si uno escarba, aún hay esperanzas para el terror.

Pese a que en mi nota anterior mencioné que el terror en el cine va en decadencia (ver “Espantos de septiembre”), existen buenas cintas del género en el nuevo siglo, la mayoría no son holliwoodenses, otras pocas sí. Algunos ejemplos: El aro (aunque no supera a la versión japonesa), El orfanato, Entre los muertos (película Macedonia dirigida por Milcho Machevski), ¿Te gusta Hitchcock? (del maestro Darío Argento), La noche del demonio (solo la uno), Siniestro (solo la uno), Saw (la uno es una joya, las demás son puro morbo), La bruja, El espinazo del diablo, Los otros, Déjame entrar (la versión sueca porque la gringa es horrible), The Babadook, entre otras. Lo malo es que han sido opacadas por títulos que adquieren una posición más taquillera y que terminan siendo una basura desde su guión, o son remakes, los cuáles han abundado últimamente. Pero si uno escarba, aún hay esperanzas para el terror.

La cinta abre primero con un principio bastante perturbador, situado en la Rusia imperial, cuando había fotógrafos que se dedicaban en sacarle fotos a los muertos, los arreglaban elegantes y les pintaban los ojos para que simularan tener vida. El meollo del asunto se desencadena cuando un fotógrafo le está sacando una sesión a una muerta vestida de novia y empiezan a ocurrir cosas espeluznantes, dando paso a una maldición que traspasará al linaje del fotógrafo. Después, las escenas se van a las épocas actuales, cuando una pareja (Vyacheslav Chepurchenko y Victoria Agalakova) se casan en una boda muy sencilla. Al poco tiempo el esposo recibe una llamada de su madre, quien le pide que vaya a visitarlos, una idea que desde el principio a él no le agrada. Cuando la pareja está en el ambiente familiar, la madre parece estarle preparando de manera insistente una segunda boda.

De repente el joven desaparece y es ahí cuando nuestra protagonista comienza a ver extrañas apariciones que van haciendo entrar al espectador en una intriga creciente. Conforme insisten en la boda, esta chica va viendo no solo el peligro de una familia sicópata, sino algo sobrenatural que se arrastra por los rincones de la casa, una novia muerta a la que todos los integrantes de la estirpe le temen y está relacionada con la maldición que cargan.

En fin, es recomendable ver la película. Los expertos del terror tal vez estén de acuerdo conmigo o me desmientan; los asustadizos van a tener varios saltos en su asiento y a aquellos a los que la película no logre causarles el menor temor, por lo menos apreciarán la buena fotografía y una ambientación bien lograda. A los que son tan intolerantes al terror como un vegano a la lactosa, mejor ni pasen enfrente de la sala donde se proyecta o tendrán pesadillas durante varios días.

Recuerda que puedes dejarme tus comentarios en mis redes sociales.

¡Saludos!

Por. León Cuevas

 

 

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *