,


#SAYHOT SEXO CON UN POLLO, O UN GALLO ¿CUÁL ES MEJOR?

No olvides comentar los artículos de #SayHot y sugerir a través de Twitter los temas de sexo sobre los que te gustaría saber.

Por @LAPROFECAMILASA  
“El sexo con un gallo es como un tráiler interesante, intenso y rápido. El sexo con un pollo es como cuando uno empieza a ver una serie, y se obsesiona y quiere seguir y seguir viendo y viviendo capítulo a capítulo. Temporada a temporada hasta el final, sin importar la hora. Con ganas de repetición.”


Dentro de las fantasías sexuales que todos alguna vez hemos tenido, se ha pasado a ratos por nuestra mente y nuestras ganas, querer tener sexo con una persona mucho menor a nosotros (claro está mayor de edad), o con otra algunos años por encima (que aún resista). Esto se convierte casi que en un fetiche para unos cuantos, tan así, que se convierte en un deporte de pesca (lo cual no es tan divertido).

Dicen que las mejores cosas de la vida pasan sin planear y de un momento a otro; y nada más rico que coincidir sexualmente con un pollo y un gallo. (Polla o gallina). Vamos a ver las que serían para mí, sus coincidencias y similitudes y marcadas diferencias. A juzgar por lo aparente, un gallo (dícese de alguien de aproximadamente 40 años) debería ser e “experimentado” y enseñar todo de arriba, abajo, al derecho y al revés. Con una energía sexual que absorbe, envuelve y no deja escapar. Con la edad por excelencia, en la que dicen, se ha alcanzado el mejor sexo, el más exquisito.
Y si vemos desde la barrera a un pollo o pollita, pensamos en frescura, un” pancito recién salido del horno”, fresquito, dispuesto a aprender, a darla toda en la cama, a botar (sin desperdiciar) toda la energía sexual que lo consume). A ser como un elixir de juventud para alguien seis o 10 años mayor a él, o ella. Alguien con ganas de comerse el mundo, literal.También podríamos decir que el gallo o gallina, no resisten tanto voltaje y el pollo o pollita, sí. Pero en realidad, es que tanto el Galllo/Gallina, pollo/polla, están dispuestos a comerse el mundo y a darla toda. Obviamente teniendo en cuenta las edades, ritmos y cronología, los primeros no resisten tanto (y no porque literal sean polvo de gallo; eyaculadores precoces). De hecho tanto pollos como gallos pueden padecer eyaculación precoz. Ya sea por mucho estrés o ansiedad en el momento de estar con la otra persona, y empezar a pensar en que no van a cumplir con las expectativas , o porque simplemente le tienen muchas ganas y no se pueden controlar, porque no han descansado bien, o porque hace tiempo no tienen sexo.Eso sí, los pollos deben saber que si desde su despertar sexual , vivieron sus polvos de manera precipitada, sin un ritmo adecuado, dominio o autocontrol. Excesivamente egoístas. Es muy probable que cuando lleguen a gallos, padezcan de eyaculación precoz. El caso de las mujeres es diferente, evidentemente, y se traduce en tal vez, una falta de orgasmos o de llegar al climax, o por el contrario de experimentar una vida sexual muy satisfactoria (hasta con squirts incluídos).

Pero retomando el punto al que me referí desde el inicio, y que más nos interesa es contar,desde mi experiencia, con cuál se tiene el mejor sexo , o cuáles son los elementos a rescatar de cada uno.
Con un gallo, uno puede tener mucho voltaje pero se reduce a un tiempo mínimo. No se pueden tener varias faenas seguidas. Pero es delicioso sentir esas ganas de más (contenidas) que le tiene a uno esa persona mayor, y que con más experiencia le enseña. Es delicioso aprender; pero el sexo con un gallo es como un tráiler interesante, intenso y rápido. 

Con un pollo, ufff!. Está el voltaje casi a estallar, no hay miedos (claro está, depende del que uno haya escogido), se les puede proponer, decir, hacer y ellos felices se atreven y experimentan (claro está siempre todo consensuado). Y sacan, tanto, sus ganas y energía, que quieren dejarlo a uno con la boca abierta, sorprendido. Así que también le enseñan o le hacen a uno “cositas”, que lo dejan con ganas de repetir y repetir esa faena; que evidentemente se vuelve a dar. El sexo con un pollo es como cuando uno empieza a ver una serie, y se obsesiona y quiere seguir y seguir viendo y viviendo capítulo a capítulo. Temporada a temporada hasta el final, sin importar la hora. Con ganas de repetición.

Creo que es evidente cual me gustó más. Pero todo en la vida como en el sexo, depende del contexto, y del cómo se den las cosas.
En ese orden de ideas para mí el Gallo fue alucinante y el pollo obsesionante. Los dos no quieren tener nada en serio, así que si usted está en mood de sólo sexo, está perfecto y delicioso. Otra cosa, ambos no quieren usar condón. Así que hay que exigirles por más ganas que se tengan, o frecuencia con que se haga con alguno de ellos, la protección. Adicionalmente con ambos se puede sentir una diosa. O dios. Aproveche. Ahora, es momento de que usted. Lo haga, y si ya lo hizo. Escriba aquí en los comentarios su experiencia.

Por @LAPROFECAMILASA  

What do you think?

-11 points
Upvote Downvote

Total votes: 11

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 11

Downvotes percentage: 100.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *