,

Pulgarcito y el claro del bosque

No olvides comentar los artículos de #SayHot y sugerir a través de Twitter los temas de sexo sobre los que te gustaría saber.

Érase un pobre hombre  que estaba una noche junto a su hogar jugando Play Station, mientras su mujer chateaba, sentada a su lado.
Dijo el hombre: – ¡Qué triste es no tener tantos orgasmos, y no llegar al punto G! ¡Qué silencio en esta casa, mientras en los otros todo es ruido y alegría! – Sí -respondió la mujer, suspirando-. Aunque fuese uno solo, y aunque fuese pequeño como el pulgar que te dejaras introducir, me daría por satisfecha.  Y Lo querríamos más que nuestra vida.
Sucedió que la mujer se sintió descompuesta, y al cabo de unos meses trajo al mundo un orgasmo tan placentero, que su marido quedó atónito y con envidia de no sentir lo mismo. Tal fue su orgasmo, que un líquido claro salió de su cavidad e inundó la pared,  y todo se debía a un descubrimiento que hizo su chica,  y no era más largo que un dedo pulgar.
Y ambos dijeron: – Es tal como lo habíamos deseado, y lo querremos con toda el alma. En consideración al dedo que causó tal sensación, le pusieron por nombre Pulgarcito.

Pulgarcito se veía tan pequeño y frágil, pero en realidad era tan poderoso! De todos modos, su mirada era avispada y vivaracha, y pronto mostró ser listo como el que más, y muy capaz de salirse con la suya en cualquier cosa que emprendiera.

Un día en que el hombre se disponía a ir al supermercado a buscar leña, escuchó a su chica diciendo para sí, hablando a media voz: “¡Si tuviese una chico que me dejara utilizar a pulgarcito para su placer!.” -exclamó Pulgarcito-, yo lo puedo hacer!  -Puedes estar tranquilo; a la hora debida estará en el bosque. Se puso el hombre a reír, diciendo: – ¿Cómo me las arreglaré para no hacerlo? Aunque pareces pequeño, una cosa es meterte a ti por el bosque de mi chica, y otra por el mío – No importa,. Haz el intento!-dijo Pulgarcito.

Sólo con que ella me enganche, yo me instalaré en el claro de tu  bosque y lo conduciré adonde  quieras. “Bueno -pensó el hombre-, no se perderá nada con probarlo.”

Y esa noche, aunque exhausta del trabajo. La chica preparó la chimenea con la leña que el hombre había llevado, sirvió unas copas de vino y preparó el baño para una ducha erótica, junto a su leñador. Su chico llegó algo cansado y temeroso, pero luego de unas copas se relajó. Ella le dijo- ¿estás preparado?, él se sonrojó, tímidamente rió, y asintió con la cabeza.

Fueron juntos a la habitación y la chica lo comenzó a besar, primero en su boca, y luego, muy provocativamente por el torso, hasta llegar a la ingle y a su leña. Lo provocó aún más, lo lamió, tocó e introdujo en sus labios para subir y bajar por el cuerpo leñoso de su chico. Haciendo movimientos circulares con la lengua y  succionando cuando él estaba al borde del placer.

La chica dijo: -Pulgarcito es hora!, y en menos de lo que canta un gallo Pulgarcito dijo: ujuuu!,  pegó un brinco y se metió lentamente  por el claro del bosque de su chico. A lo que el leñador grito….ahhhhhhh! y un líquido blanco, que pareciese impulsado con la fuerza de propulsión a chorro, voló por el aire, hacia Pulgarcito y luego hacia la cara de la chica. Ahora no había sólo la mancha del placer de la chica, sino también la de él.

Desde entonces esta pareja cuida a Pulgarcito con mucho amor, lo asean y alimentan. Luego de atravesar el bosque de cada uno.

 

Moraleja: Mereces conocer a pulgarcito, seas de la orientación sexual que seas, y no por eso va a cambiar. Deja el miedo. Y llama a pulgarcito a tu vida.

*Inspirado y parafraseado de Pulgarcito. Cuentos de los Hermanos Grimm.

¿Qué harías si tu novia te dice que quiere que conozcas a pulgarcito?

BY. @LAPROFECAMILASA 

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *